Mullet, ¿de verdad es el peinado del año?

Largo por detrás y corto por delante. El corte de pelo que nunca pensabas que volvería amenaza, precisamente, con hacerlo.

cover mullet

Resulta bastante complicado pensar en cualquier tipo de comparación entre Ziggy Stardust, el álter ego de David Bowie, y Taylor Swift, pero el símil no es tan imposible como se piensa. Al menos así lo demuestra el número de noviembre de la edición británica de Vogue. En ella aparece la cantante de pop en una línea menos edulcorada de lo que nos tiene tan acostumbrados. ¿El responsable? Ni más ni menos que su peinado: sí, Taylor luce un Mullet. Como hizo Sandra Bullock en Vanity Fair hace unos meses. Como hizo Edie Campbell para Marc Jacobs. Como hizo Fendi en su desfile de 2013.

¿Creías que solo había sido una fiebre pasajera de la moda del pasado otoño? Nah. El Vogue británico ha hecho una declaración de intenciones para recuperarlo. Ese peinado corto por delante y largo por detrás, ese corte que convirtió a McGyver y al tío Danny de Padres forzosos en unos it-boys en toda regla, es un look (muy temido) que vuelve directo de los 80 para buscar, de nuevo, su sitio. Porque Swift no ha sido la única. Hace unos días, Marisa Meltzer desde el New York Times se hacía eco del regreso de los mullets. Demandado en los salones de belleza de la ciudad y homenajeado (que no parodiado) en enternecedoras cuentas de Instagram.

 

 

OMG that's so crazy #JOANJETT — we're wearing the EXACT same thing! #MULLET #TWINS! ?

Una foto publicada por MULLETS GALORE (@mulletsgalore) el

 

Un regreso para ese pelazo que lució tan bien Joan Jett y que, en sus inicios, se vinculó al punk o al heavy metal. Tres décadas después, el peinado que fue prohibido entre los hombres de Irán en 2010 en su intento de arrasar con todo vestigio de la “influencia de la cultura occidental”, vuelve a las peluquerías. También a las españolas. Lara Crespo, directora del salón barcelonés No8, lo vaticina: "Vuelve el peinado vasco. Las chicas lo piden aunque más suavizado". Ese 'hachazo' en el flequillo que tan bien parodió Vaya Semanita en su gag de la peluquería abertzale, es lo último hasta para Beyoncé.

Pero volvamos al mullet y recapitulemos. Aunque Scarlett Johansson ya lo llevó en 2003, el revival se vivió especialmente el año pasado. De la mano del estilista Guido Palau, las modelos desfilaron para la temporada otoño 2013 de Marc Jacobs con pelucas de mechones muy rebeldes que aumentaban su longitud hacia la parte de la nuca. Con este mismo estilo protagonizó la campaña de la temporada Edie Campbell, quien pasó de melenón rubio a morena con mullet. La idea fue del fotógrafo, Steven Meisel, y no del peluquero, tal y como destacaba este último al New York Times: “me pidió que hiciera un corte de pelo tipo punk a Edie para una historia del Vogue estadounidense. Él fue la inspiración realmente”. Podría haber sido una idea de Meisel, pero ese parecía el otoño de las princesas punk. Jean Paul Gaultier, ideó una suerte de pelucas pixie irregulares y Fendi propuso un tocado de pelo corto a lo mohicano sobre una trenza. El mismo peinado que después adoptaría Rihanna.

Edie Campbell

Edie Campbell en la campaña de Marc Jabobs y en diciembre del año pasado.

Marc Jacobs/ Getty

mullet

Mullets vistos en la temporada otoño 2013 de Marc Jacobs, Fendi y Jean Paul Gaultier respectivamente.

Cordon Press/ In Digital

Vale, 2013 fue su año. ¿Por qué tratan entonces de rescatarlo ahora? Xavi Garcia, director creativo de Salón 44, culpa de todo a Edie Campbell. “Ha hecho que pueda parecer real”, comenta a propósito de por qué sí puede ser una de las tendencias más fuertes de la temporada. García pronostica que su vuelta no es tan radical como en los años 80. Ahora se actualiza gracias a un nuevo corte mucho más sutil que deja la melena recta por detrás y por delante un escalado más tímido con flequillo: “te podría recordar al de los 80, pero no tanto”. Así que no cunda el pánico. Ahora todo son ventajas para el peinado: queda bien con todas las formas del rostro gracias “al flequillo y las patillas”, que ayudan a enmarcar las facciones, y además no se necesita ser muy hábil para peinarlo “si el corte está bien definido”, declara el responsable del salón madrileño.

 

 

I mean damn, even #SCARLETTJOHANSSON got a #mullet. You gotta hurry to catch up, dude! ???

Una foto publicada por MULLETS GALORE (@mulletsgalore) el

 

 

#SHELLEYDUVALL is a #mullet #princess ??? rg @acjournal

Una foto publicada por MULLETS GALORE (@mulletsgalore) el

 

 

Today on #MUGSHOTMONDAY : #JANEFONDA and her anti-establishment #mullet ✊✊✊

Una foto publicada por MULLETS GALORE (@mulletsgalore) el

 

 

A banner moment for MULLET-KIND…. Legitimacy in @nytfashion! You are so MULLETMAZING @marisameltzer ! ????⚡️⚡️ #FULLHOUSE

Una foto publicada por MULLETS GALORE (@mulletsgalore) el

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa